www.sandaniel.es | www.sandaniel.org

S a n    D a n i e l

Santa María de África

+ clic para ampliar

Talla franco-alemana enviada a Ceuta por el infante D. Enrique en 1.418

Arte: Gótico - Romántico.





Virgen «ojos cerrados»

+ clic para ampliar

Virgen con la cabeza inclinada y los ojos cerrados, sosteniendo sobre sus rodillas al Niño. Las facciones de esta Virgen, según la tradición, son copia del rostro candoroso de Beatriz.



Día de Santa Beatriz

+ 16 de agosto

Sorprende que en nuestra ciudad de Ceuta exista tan poquísima tradición para celebrar un día tan importante para esta ciudad. Muy pocas ciudades han sido elegidas para que de su seno salieran Mártires y Santos de Dios.

El triduo en su honor se celebra en los días 1-3 de octubre de 2.009

Historia de Ceuta

Ceuta esta situada en el extremo Noroeste del continente africano, frente a las costas de la provincia de Cádiz, al sur de España, de las que nos separan aproximadamente veintiún kilómetros. Entre ambas orillas se encuentra uno de los pasos mas conocidos del mundo: El estrecho de Gibraltar.

Datos generales sobre la ciudad

Antigüedad

Época Medieval

Dominación portuguesa

Ceuta española

Edad Contemporánea

Ceuta en el siglo XX

 

Santa Beatriz de Silva

+ clic para ampliar

Beatriz de Silva y Meneses nació en Ceuta en el año 1424 en el seno de una familia ilustre entroncada con las familias reales de Portugal y Castilla. Fue fundadora de la Orden de la Inmaculada Concepción.

Hay una tradición conservada en Campo Mayor, que es todo un símbolo de la belleza angelical que distinguía a la joven Beatriz. En una de sus iglesias se venera un cuadro de la Virgen con la cabeza inclinada y los ojos cerrados, sosteniendo sobre sus rodillas al Niño. A su lado están arrodillados San Francisco y San Antonio. Las facciones de esta Virgen, según la tradición, son copia del rostro candoroso de Beatriz. Su padre quiso tener un cuadro de la Virgen para la capilla de su residencia y con este fin mandó venir a un pintor italiano. El artista expuso al padre que el mejor modelo para la Virgen sería su misma hija. Esta, por obediencia, accedió a ello, pero, poseída de un inocente pudor en servir de modelo para un cuadro de María Inmaculada, no abrió sus ojos ante el pintor. Así resultó una imagen de la Virgen sumamente expresiva y delicada, conocida con el nombre de la «Virgen de los ojos cerrados».

 

Si desea leer más sobre esta santa haga clic aquí